domingo, febrero 13, 2011




Abandonado

Así he tenido a mi pobre blog. El trabajo no me ha dado un respiro. Aún así he tenido oportunidad de completar mi entrenamiento a pesar de las dos tormentas de nieve que tuvimos este mes y que la sensación térmica llegó a -16 •C.

La próxima semana estaré participando en mi primera carrera de este año: Austin Marathon.

Este fin de semana quería correr 13 millas pero en la semana sentí un pequeño tirón en el muslo derecho y decidí mejor descansar. Además la garganta me ha estado molestando un poco porque la arena que pusieron en los caminos para que no se formara hielo no ha sido removida y al pasar los autos se levanta. He estado respirando esa arena lo que me ha causado irritación en la garganta y los ojos.

Esta semana voy a seguir descansando las piernas. Mientras tanto voy a nadar y continuar con ejercicios de estiramiento.

Hay una cosa que me está molestando y quiero escribir al respecto: que alguien juzgue las razones que otros tienen para hacer algo, como correr.

Cada quien tiene sus razones para participar en una, miles o ninguna carrera. Todas son respetables. Mis razones me hacen feliz y punto. No pretendo que nadie las entienda. Tal vez por eso sea que me gusta correr solitario.

Ha habido personas que me han consultado sobre mis planes de entrenamiento o sobre lo que recomiendo para correr un maratón. Mi respuesta ha sido platicar sobre lo que yo hice, pero de ninguna forma me considero experto, para eso existen entrenadores profesionales. Yo conozco mi cuerpo, como reacciona, que le duele, la comida que me sienta; no el cuerpo de los demás.

En este espacio seguiré platicando mis experiencias, si a alguien le interesa leerlas me sentiré agradecido por el tiempo que se tomaron.

Aqui les dejo mi primera experiencia corriendo en nieve. Me gusto mucho pero me puse tremendo resbalón y me hizo que cayera. A pesar de un golpe en el codo estuvo divertido aunque muy pesado. En alguna revista leí que poniendo tornillos abajo de los tenis evitaba que uno se resbalara en el hielo. El problema fué que cuando lo probé no tenía los tornillos adecuados. Usé unos de cabeza de gota. Otro problema fué que no tenía muchos tornillos, por lo que no toda la superficie del tenis estaba cubierta.



Aqui les dejo la parte de la carrera en donde me resbalo y azoto como res.


La Marmota

2 comentarios:

Ishabelita dijo...

Hola Sergio, aunque no siempre comente, estoy al pendiente de tus post, simplemente porque para mi tus vivencias son muy ilustrativas. Yo tampoco sigo rutinas ni planes de entrenamiento al pié de la letra, de hecho lo único que quiero es correr y sinceramente no sé si algún día haré un maratón en 2 hrs 30 min como las élite, pero tampoco es mi meta. Solo quiero poder correr sin problemas por mucho tiempo y disfrutar cada carrera.

Para mi eres el corredor más sincero que he leído hasta hoy y te seguiré leyendo hasta el penúltimo post.

Te mando un saludo.

La Marmota dijo...

Gracias por tu comentario! Me da mucha alergia saber que alguien se toma el tiempo para leer y ver mis locuras. Mil gracias! Ojala te animes a correr un maraton. Es una experiencia memorable.