viernes, febrero 14, 2014

Dame una EME... dame una E...


Dicen los gurús corredores que la medalla de un maratón únicamente cuesta 42.195 Km y gran revuelo se está dando entre algunos corredores Mexicanos que sienten que los que no participaron en el Maratón de la Ciudad de México en el 2013 no son dignos de obtener la letra M para formar la palabra México de la serie de carreras.

El año pasado la controversia era si los corredores del Medio Maratón eran dignos de entrar a la misma meta del maratón en el Estadio Olímpico de CU y si también eran merecedores a la letra EME.

En el 2013 los organizadores decidieron diferenciar la medalla de medio y maratón completo poniéndole un listón de diferente color: amarillo para medio maratón y rosa para maratón. ¿Por qué no le ponen un listón de color diferente a la medalla de recuperación? Propongo el chiclamino. Así todos quedarán felices con sus medallas.

¿Que los organizadores están haciendo un negocio? Si, como todas las carreras temáticas en donde correr se está prostituyendo. El bolsillo de cada quien decide si le entra o no.

No estóy seguro que pasará con la EQUIS pero lo mas probable es que alguien la volverá a hacer de  pedo. El chiste es quejarse.

El gran problema del Maratón de la Ciudad de México es precisamente eso, que depende del Gobierno de la Ciudad a pesar que la logística está a cargo de una compañía privada y como cualquier cosa que organiza el gobierno es motivo de escarnio público.

Me pregunto por qué nadie se quejó del Maratón de Nueva York que decidió regalar las medallas del 2012 que no se entregaron debido a la cancelación de la carrera. Si habías estado inscrito en la carrera del 2012 y regresado para el 2013, te daban la medalla junto con tu paquete. Ni siquiera te preguntaban si la querías. Los gurús no se pronunciaron al respecto horrorizados de tremenda decisión de uno de los maratones mas prestigiosos del mundo.

Correr un maratón no nos hace superheroes. Desgradiadamente algunos confunden el orgullo con la soberbia. Se olvidan de la primera vez que salieron a correr. La medalla que recibes en el maratón vale un soberano cacahuate para todos los demás excepto para tí. Tu eres el que le das el valor. Eres el único que sabe lo que te costó ganarla, nadie mas. Como la rosa del principito, pues.

Haciendo un ejercicio de honestidad. ¿Estarías dispuesto a correr un maratón en el que sabes que jamás te darán una medalla y nadie se va a enterar? Solo por amor a correr, para conocerte, disfrutar, vivir y terminar con una sonrisa en la cara.

Si tu reafirmación como persona está basada en un pedazo de metal tal vez tienes que seguir buscando...

La Marmota


9 comentarios:

Melaschenk dijo...

Aplausos!

ap dijo...

Toda la razón.

ap dijo...

Te apoyo. :)

Anónimo dijo...

Las únicas medallas que conservo son las de maratón, tengo casi 20 años que empece a correr y 31 maratones completados, dado el tiempo, dedicación y demás situaciones que vives para correr un maratón es por eso que decido conservarlas y "presumirlas". Tienes razón solo valen para quien las ha ganado.

La Marmota dijo...

Gracias a todos por leerme. Estimado Anónimo: Yo tengo 6 años corriendo. Tengo 53 maratones y 7 ultras. También conservo todas mis medallas y hasta los numeros de mis carreras. Para mi tienen un cariño especial porque cada una de ellas me recuerda lo que aprendí y viví en esas carreras. Nada mas. Dios me ha dado la oportunidad de participar en carreras de solo 20 corredores y mas de 45 mil. También he corrido varios maratones y ultras solo por mi cuenta. Solo porque ese dia me dieron ganas de hacerlo y al final termino cansado igual y con una sonrisa. Mi único premio es que Dios me diera la fuerza de despertarme y volverlo a hacer.

Josue... dijo...

Exacto, muchos solo corren por superar sus complejos. Yo lo dije en un foro hace poco: se quejan del alto precio de las carreras pero nadie va a Tultitlan, Milpa Alta o Chalco a correr porque aunque no cobran o cobran poco, alli no hay glamour, no hay medallas, no hay fotos.
El espiritu de Forrest Gump se ha perdido...cuando le preguntaron porque corria contesto: “Aquel día, sin niguna razón en particular, decidí salir a correr. Corrí hasta el final del camino, y cuando llegué, pensé que tal vez podía correr hasta el final del pueblo. Y cuando llegué, pensé que tal vez podía correr hasta el condado de Greenbow. Noté que si había llegado tan lejos, tal vez podía correr a través del gran estado de Alabama. Corrí derecho hasta el océano. Y cuando llegué, noté que ya había llegado lejos, y que tal vez debía dar la vuelta y continuar corriendo. Y cuando llegué al otro océano, noté que debía dar la vuelta y continuar corriendo. Cuando tenía sueño, dormía. Cuando tenia hambre, comía. Cuando debía... tu sabés, iba.” A Forrest jamas lo espero una medalla, algo impensable para las vedettes maratonistas...

Anónimo dijo...

Muy cierto las razones deben ser internas no externas!

lastopa dijo...

Así es nadie sabe el significado de una medalla excepto el que la obtiene tengo 58 años y desde los 17 corro y cada carrera, cada medalla tiene una historia voy por la I en el maratón de la CD de México que efectivamente es un negocio y no un deporte gracias a personas como Manera, saludos marmota, anónimo y a todos los corredores. Duis los bendiga.

lastopa dijo...

Así es nadie sabe el significado de una medalla excepto el que la obtiene tengo 58 años y desde los 17 corro y cada carrera, cada medalla tiene una historia voy por la I en el maratón de la CD de México que efectivamente es un negocio y no un deporte gracias a personas como Manera, saludos marmota, anónimo y a todos los corredores. Duis los bendiga.