jueves, noviembre 04, 2010

New York ahi te voy...

Mañana estaré viajando a la ciudad de New York para participar en la edición 41 del maratón con mas participantes en el mundo. Tengo una gran felicidad y mi meta será hacerlo mejor que el año pasado.

Lo prometido es deuda. Cuando corrí el Maratón de la Ciudad de México participé apoyando la asociación Con Ganas de Vivir que se dedica a ayudar a personas de bajos recursos diagnosticadas con cáncer. La mecánica era que personas compararan mis kilómetros del maratón y cada uno valía $100 pesos.

Solicité ayuda a mis amigos y familiares en México. Nadie me compró ni un kilómetro. Fué una gran decepción. Solo hubo dos personas que aún sin conocerme y a las cuales no he tenido la oportunidad de agradecerles personalmente creyeron en mi: Adriana Sánchez e Isabel Núñez Cruz. Ahora es mi oportunidad de agradecerles de la única forma que por el momento puedo: corriendo. A ellas les dedico mis primeras 20 millas del Maratón de New York.

Este maratón también se lo quiero dedicar a mi madre, que sé que siempre está conmigo. La vi partir victima de cáncer cuando yo solo tenía 7 años y no sabía lo que exactamente sucedía, pero me daba cuenta que no era nada bueno. Todo cambió en mi vida en cuestión de unos dias en los que mis padres fueron informados de la terrible noticia. Me quedé con muchas cosas por decirle a mi mamá la última vez que la vi con vida, ahora es la oportunidad de decirselas.


También quiero que este maratón sea para mi Tía A, la mujer que se hizo cargo de mi cuando mi madre murió, mientras mi papá seguía trabajando. Es mi segunda madre y me siento afortunado. Sin tener ninguna obligación aceptó quedarse a cargo de mis hermanos y de mi. Sin ella no sería la persona que soy ahora.


Finalmente a la mujer que amo:. Mi esposa. Mi directora de logística y la que aguanta mis nervios previos a una carrera.

No es una carrera fácil pero estoy listo. Ya me ví...



La Marmota

1 comentario:

Luz de Agosto dijo...

Gracias por compartir esas dedicatorias tan hermosas. Me da un enorme gusto contarme entre tus amigos. Un abrazo y mucha suerte en Nueva York!