martes, mayo 17, 2011

Con las pilas bajas

Así me he sentido los últimos días. No he tenido ganas de comenzar mi entrenamiento formal para Guachochi. La verdad me he sentido solo. Nunca he tenido un "runner partner" y de hecho disfruto correr así. Desde mi primer carrera hasta ahora he entrenado absolutamente solo. Las carreras largas para prepararme a un maratón son realmente una prueba mental porque tengo que concentrarme durante mas de 3 horas. A pesar de eso me distraigo viendo gente en el White Rock Lake.

En ese lago hay muchos corredores y ciclistas, y los paisajes son muy bonitos. Si me llegara a sentir mal no tengo mas que hacer una llamada telefónica para pedir auxilio. Gracias a Dios no me ha pasado nada hasta ahora, aunque yo si he tenido que hablar para pedir asistencia a algún corredor or ciclista en problemas. En cierta forma me siento cubierto.

No puedo seguir entrenando ahí porque no deja de ser camino pavimentado aunque sea alrededor del lago.

El entrenamiento que voy a iniciar es diferente porque tendré que meterme a trails en donde hay poca gente. Necesito aprender a ser completamente autosuficiente. No he podido encontrar a otro corredor loco o loca para poder entrenar juntos. Me da un poco de ansiedad pensar que sucedería si me pasara algo estando solo en medio de un trail. Este el primer miedo que tengo que vencer pero antes necesito un descanso y lo necesito ya.

Regresando espero tener las energías suficientes para afrontar este reto y todos los que se me presenten. No pienso llevar tenis para no tener la tentación de comenzar a correr. Quiero relajarme y descansar mi cuerpo.

Mientras tanto... tic tac tic tac... Solo falta un día para las vacaciones! Ajúa.

Anuncios parroquiales

Lucas y Frida cumplieron 6 años. Desgraciadamente no se van a poder ir con nosotros en esta ocasión porque no los dejan entrar a los hotel además que no vamos a estar mucho tiempo fuera. Su próximo viaje va a ser a México en Agosto.

Estoy triste porque el sábado encontramos al gato Silvestre atropellado y muerto cerca de la casa. No se si así se llamaba pero yo así le decía. Era un gato desgraciado con los pajaritos pero aún así no debió morir de esa forma. Pobrecito.

En mi trabajo me dieron hoy un premio que no me esperaba por haber terminado un proyecto muy importante para un cliente. Solo se dieron 5 premios en toda la compañía y yo fuí uno de ellos. Me siento muy orgulloso.

Nuestra licencia de padres adoptivos está a punto de ser aprobada. Eso no quiere decir que inmediatamente vamos a tener las niñas en adopción. Primero será encontrarlas y que la agencia de gobierno analice si somos los candidatos ideales para adoptarlas. Nuestra idea es adoptar dos niñas, de preferencia hermanas, entre 3 y 7 años. No sé cuanto tiempo tardará pero sigo emocionado.

La Marmota

1 comentario:

Ricardo dijo...

Correr sin Partner, así me tocó entrenar para mi primer maratón.
Muchas felicidades por tu premio, pero comparte el premio amigo.
Y creo que tu verdadero la licencia de adopción que está próxima a ser entregada, creo que cuando deseas algo bueno y lo haces de corazón se dan las cosas, y en este caso son para la felicidad de más de 1.

Abrazo amigo.

Agradezco a las RS por encontrar gente como tu.