martes, febrero 14, 2012

Lucas y Frida















Este blog lo comencé a escribir hace mucho tiempo. En realidad únicamente puse las dos fotografía y lo abandoné.

Lucas y Frida llegaron a mi vida después de haber tenido la perdida de mi Linucus. Había decidido que jamás iba a tener otro perro, sentía que querer a otro sería como traicionar el amor a mi hijo-perro.

Después de pensarlo unos meses sentí que era necesario ayudar a otro perrito. No quería a ninguna hembra. Comencé a investigar en las páginas de adopción como Petfinder. Encontré a un perrito que estaba en una casa temporal en Houston. Apliqué y me pusieron miles de requisitos. Cuando por fin se suponía que ya podíamos adoptarlo llegó el problema de ir por él. La señora que lo tenía en su casa nos dijo que iba a venir a Dallas. Dejamos de recibir noticias. Aunque le escribiamos no nos contestaba. Nos desconrazonamos y volví a buscar.

En la misma página encontré unos perritos yorkies que estaba en un albergue que nos quedaba en una Ciudad llamada Waterford, TX. Mas o menos a dos horas de mi casa. La perrita se llamaba Sussy y el macho Simba. Tenía algo así como 6 años. Estaban en un albergue particular. Contacté por correo a la persona que tenía el albergue y como ya tenía todos los papeles se los envié.

La respuesta me sorprendió: Me dijo que todos los papeles estaban bien. Sussy y Simba habían sido rescatados de un Puppy Mill, un lugar en donde tienen perros en condiciones deplorables con el único propósito de que tengan cachorritos para su venta. Los animales viven sin atención ni cariño.

Resulta que Sussy había tenido cuatro cachorritos y la señora me dijo que si estaba interesado podíamos adoptarlos.

También me mando la dirección y me dijo que de estar interesado tendría que ir ya porque si no los adoptarían los primeros que llegaran.

Sin perder tiempo le llamé a mi esposa y le conté lo que sucedía. Yo estaba trabajando. Ella se fue corriendo al cajero y se fue corriendo al albergue.

Yo estaba emocionado pero estaba muy ocupado y no podía acompañarla. Después de un tiempo me llama y me dice: "¿Ya llegué y los ví, están muy bonitos, pero podríamos adoptar dos?"

El resto es historia. Solo recuerdo la primera vez que los ví y tomé sus primeras fotografías cuando llegaron a la casa.

Primera foto de mis Gordos


Frida
Lucas
Frida (Izq) - Lucas (Der)
La primera comida en su casa


Solo le pido a Dios que sus papás Sussy y Simba, y sus otros dos hermanitos hayan sido adoptados por una familia que los ame tanto como yo amo a mis dos gordos.

La Marmota

2 comentarios:

Mika dijo...

Yo estoy enamorada de tus perritos. Quisiera uno como ellos pero realmente en este momento no cuento con los recursos (tiempo y espacio) para hacerme con el.
Cuidalos mucho y por favor sigue subiendo fotos de ellos a twitter.

La Marmota dijo...

Gracias! Los amo mucho y claro que los cuido como si fueran mis hijos. En realidad son mis hijos. Nos estamos leyendo. :D