domingo, julio 08, 2012

Como NO entrenar para un maratón


No es la primera vez que me preguntan cómo le hago para correr maratones tan seguido o me piden que les aconseje un plan de entrenamiento.

Lo primero que tienen que saber es que no soy coach. Mucho menos me considero capacitado para entrenar a alguien. Sería una irresponsabilidad de mi parte formular un plan de entrenamiento para alguien que le pueda causar una lesión. Para eso hay gente especializada que respeto.

Si me preguntan cómo le hice para correr mi primer maratón, ahi si les puedo contar como le hice. Antes de correr mi primer maratón decidí escribir todas mis experiencias y con este blog inicié.

Siempre he sido autodidacta. Nunca tuve un entrenamiento formal. Todo lo investigué en revistas, blogs y youtube. Nunca he entrenado con un grupo. Después que se descompuso mi colga-toallas-caminadora tuve dos alternativas: dejar de correr o salir a la calle. Ni siguiera sabía que había tenis para corredores. Usaba unos tenis "Principe" que mi suegro me había regalado y que compró en el SAMS. Me dolían mucho las rodillas después de correr con ellos. Tampoco sabía de los terminos pronador, supinador, neutro y la madre que lo acompaña. Mucho menos conocía los términos de los planes de entrenamiento que encontré en internet como 10x200, 8x400 y súmale el número que pensaste; y para ser sinceros aún sigo sin comprenderlos.

Mi primer reloj de corredor fue un Timex que le tenías que poner el dedo en un botón para que te marcara el ritmo cardiaco.

Yo creo que lo primero es decidirse a correr un maratón. En mi caso nunca me inscribí a una carrera antes de mi primer maratón. Es recomendable correr carreras de menor distancia e ir incrementando la distancia.

Al decidirte correr un maratón debes encontrar un motivo muy personal que debes recordarlo en todo momento. El entrenamiento de un maratón require mucha disciplina y tiempo. Nunca se le debe perder el respeto a la distancia. En mi caso mi motivo fue recuperarme como persona. Durante la mayoría de mis 30s la pasé obeso y enfermo. Llegué a pesar 30 kgs arriba de mi peso normal. Tuve una llamada de atención y decidí romper ese patrón de autodestrucción. Cuando comencé a correr nunca me imagine siquiera que me inscribiría a un maratón. Nunca estuvo en mis planes iniciales participar en carrera alguna.

Para comenzar, si no tienes la fortuna de tener un entrenador,  puedes encontrar planes de entrenamiento en internet. En mi caso no use nada de eso. Yo salía a correr y sabía que los fines de semana había que correr una carrera larga misma que en cada semana la iba incrementando. Hasta que llegué a correr 18 millas y decidí inscribirme a una carrera. Faltaban varios meses para el maratón de Dallas.

Me he lastimado y he aprendido de ello. He corrido maratones lesionado por pura necedad, cosa que a nadie le recomiendo ni me ufano de ello. Gracias a Dios no he abandonado ninguna carrera. He terminado carreras caminando como El caballo Chester.


He corrido en todos los climas, calor y humedad extrema, frío extremo, lluvia, tormentas, granizo, nieve y relámpagos. Yo creo que me ha ayudado mucho mi personalidad, soy necio y lo reconozco. Si inicio algo, mi naturaleza me obliga a terminarlo.

Correr se ha vuelto mi pasión y estilo de vida. Todos los días corro 10 kms y hago otro tipo de actividad como nadar y últimamente he incorporado la bicicleta. Si estoy fuera de temporada corro los fines de semana 18 millas alrededor de lago White Rock Lake. La verdad no corro mas porque cada vuelta son 9 millas. Antes de una carrera corro de 20 a 22 millas unas dos semanas antes de entrar al taper.

Algo muy importante es la alimentación, la cual llevo de forma muy rigurosa sin dejar de darme también mis gustos.

Corro para disfrutarlo no para vencer records mundiales. Me gusta decir a manera de broma que "no soy Elite pero si soy un Deleite".

Tampoco soy conformista pero no compito con nadie mas que conmigo mismo. En el medio de trabajo que me desenvuelvo soy supercompetitivo, no me queda de otra, así son las reglas para sobrevivir. Correr me brinda ese equilibro en el que puedo hacer las cosas a mi ritmo y como yo quiero.

También me gusta siempre tener un reto porque eso me tiene motivado, no me gusta quedarme sin un nuevo reto al terminar uno por eso me inscribo a cuanta carrera puedo.

Si me preguntan cómo le hago para correr tanto pues de entrada les diría que ni siquiera siento que es mucho. Si tuviera mas tiempo correría mas. Iría a muchos mas lugares a participar en carreras. Pero que se le va a hacer, hay que trabajar.

Hay dos cosas que son vitales en mi motivación diaria: Mi esposa, sin su apoyo no sería posible. Me acompaña a todas las carreras, me echa porras y me hace sentir feliz. Lo mas importante es Dios, gracias a él estoy sano y con fuerzas para dar el siguiente paso.

¿Cómo le hago para correr un maratón? Solo pongo un pie adelante del otro y los voy alternando. Me divierto, me emociono y me encomiendo a Dios. Nada mas.

La Marmota.

3 comentarios:

Unknown dijo...

Por todo lo que escribes aquí te admiro como corredor, porque no eres de esos ma..nes que andan presumiendo sus records aunque solo le hayan bajado un segundo a su tiempo anterior. Como ya te lo comenté hace como 2 años, me gusta la sinceridad de tus crónicas y gracias a que hoy se me ocurrió entrar a leerte, me he animado de nuevo a correr el MICM, ayer mismo había decidido no hacerlo, por motivos tontos pero hoy le pondré más empeño al entrenamiento, gracias muchas gracias...

Isabel N dijo...

Yo escribí el comentario anterior, saludos...

La Marmota dijo...

Gracias por tomarse el tiempo de leerme. De corazón gracias Isabel.