lunes, junio 13, 2011

¿A qué saben 36 millas?

Este sábado rompí otro límite y me hace muy feliz. Recorrí al menos 36 millas. No tengo forma de medir exactamente cúanto fué porque dí cuatro vueltas al White Rock Lake. La parte interna está pavimentada y mide 9 millas, pero yo me fuí por la parte de los trails que, aunque no es muy técnico ofrecen una gran variedad de supeficies y es mas distancia. Además salí en tres ocasiones del lago lo que extiende aún mas el recorrido, pero para fines prácticos contabilizo de 58 a 60 kms.

No fué nada fácil, comencé a las 6 AM y a esa hora la temperatura ya era de 28 oC y 60% de humedad. Para las 5 PM que terminé la temperatura era de 40 oC. Iba solo, escuchando unos podcasts que sirvieron para distraerme. Únicamente me detuve para rellenar mi camelbak y la botella de agua, además de 5 paradas técnicas al pipis-room. Comí mientras estaba en mis periodos de caminata.

Consumí mas o menos 5 litros de agua y 1 de gatorade durante todo ese periodo. Además de reponer los electrolitos con cápsulas saltstick.

En cuanto alimentación, perdí dos platanos que llevaba, se me cayeron de la bolsa. Me comí un paquete de donitas, muchas galletas marías, dos chocolates supreme proteín. unas chips de manzana y otras de piña, un paquete de cliff bloks y los bajones de azucar los controlaba con unas paletas del osito de montes y unos lacitos. Terminé super empalagado. Odio el dulce.

¿Qué se siente después de 8 horas bajo un sol infernal? ¡De la retecontra chingada! Caminaba como zombie. Me dió mucho miedo.

Me bañé en 4 ocasiones de bloqueador solar del 100. Aún así, me quemé un poco la espalda porque ahi no podía aplicar muy bien. No tuve ninguna ampolla. Las calcetas injinji son fabulosas. Sin embargo, tengo que conseguir unas mas altas. Al final comencé a sentir rosamiento en la parte de atrás del tenis, por el talón de aquiles, nada de consideración.

Una sorpresa mayúscula: Al eso de las 10 horas le hablé a mi esposa para avisarme que ya iba a terminar para vernos para comer porque me moría de hambre. Me contestó diciéndome que estaba esperándome junto a mi automóvil y llevaba ahí mas o menos dos horas. Le pedí que me consiguiera una hamburguesa, la cuál pude comerme después de 11 horas y 6 minutos de haber comenzado este entrenamiento.

A esto saben 36 millas

Me siento afortunado por el apoyo de mi esposa y de mis amigos de twitter @norisolis y @emilio1992 que me mandaban mensajes que me levantaban el ánimo. En verdad se los agradezco de todo corazón.

¿Que sigue? La próxima semana solo 18 millas pero ahora voy a buscar un trail más técnico. En dos semanas, 27 millas para finalizar el mes nuevamente con 36 millas. Después de eso a descansar para la carrera el 16 de julio.

Esto es una locura, lo sé, pero le doy gracias a Dios por permitirme vivirla.

La Marmota

2 comentarios:

Mama C dijo...

Wow. Saturday was stupid-hot. Great job! You are going to be awesome with the Tarahumara!!

Ricardo dijo...

Increible Amigo, de verdad estás loco, por eso me caes bien. Nada más por eso si vamos a ir al DF cuando vengas, pera conocer un loco ultramaratonista y Maratón Maniac.

No es cierto, vamos ir para saludarnos y por fin conocernos en persona.

Abrazo.